Inicio

 

DÍA DE LA BANDERA, DÍA DE REFLEXIÓN

Según  las fuentes históricas  los antecedentes del actual lábaro patrio fueron: el estandarte de la Conquista (1519-1521), el estandarte colonial, el estandarte de don Miguel Hidalgo y Costilla (1810), la bandera de don José Ma. Morelos y Pavón (1813-1815), la bandera del batallón activo de San Blas, la bandera de los Insurgentes (1817-1821), La bandera de Iguala (1821) La bandera de las Tres Garantías (1821-1822), la bandera de Iturbide (1822-1823), la bandera del batallón de Infantería Imperial (1864-1867), la bandera del Imperio de Maximiliano (1865-1867), la bandera militar (1934-1976) y la actual bandera nacional, tal y como la conocemos en nuestros tiempos. 

Leer más... 






EL AMOR Y LA AMISTAD

Flores, osos de peluche, chocolates, cartas, celebramos el 14 de Febrero, como un día tan especial, un día en el cual podemos demostrar el cariño y amor que le tenemos a las personas con detalles, pero la mayoría de las personas, no sabemos que en éste día, celebramos a un gran Santo, patrono de los enamorados, “San Valentín”, el cual según la tradición arriesgaba su vida para casar cristianamente a las parejas durante el tiempo de la persecución. 

Leer más... 




 

 


SAN FELIPE DE JESÚS

¿Quién fue San Felipe de Jesús? De padres españoles (Don Alfonso de las Casas y Doña Antonia Martínez), nació Felipe de las Casas Martínez en la Ciudad de México en 1572. Fue el mayor de once hermanos, de los que tres siguieron la vida religiosa. Su padre estaba emparentado con otro notable monje y evangelizador de América, Fray Bartolomé de las Casas. Felipe era travieso e inquieto de niño. Estudió gramática en el colegio de San Pedro y San Pablo de la ciudad de México, dirigido por los jesuitas.

Leer más... 






 

LA EPIFANÍA DEL SEÑOR: UN REGALO DE AMOR

Navidad era, a pesar del canto de los ángeles, una manifestación silenciosa, limitada a unas pocas personas del pueblo de Israel, aunque no afectaba sólo a este pueblo, sino al mundo entero, cosa que celebramos hoy: la manifestación de Dios también para los pueblos paganos que no habían tenido, como los judíos, ningún anuncio previo; y que ahora son los primeros que vienen a adorar al niño.

Leer más... 

 

 

 

 

 

 

 

DEJAD QUE LOS NIÑOS SE ACERQUEN A MI

Los alumnos de primer grado tenemos la pastoral que ya antes mencione, de enseñar a los pequeños niños en este gran camino de la fe y recordándoles el gran compromiso que adquirimos en el momento del bautismo, pues estamos llamados a ser cristianos santos, ya que la preparación a la que Dios nos llama nunca se termina, en este camino de seguimiento de Cristo nuestro Maestro y Redentor del género humano.  

Leer más... 

 

 

 

 

 

 

 

UN VECINO NUESTRO QUE ES SACERDOTE ¡Y ES SANTO!

José Ramón Miguel Agustín Pro Juárez nació aquí, en Guadalupe, Zac. el 13 de enero de 1891. Su padre era miembro de una empresa minera, por lo que vivió en diferentes ciudades y pueblos, entre ellos Concepción del oro, Zac.  Ahí Miguel Agustín, siendo niño, recibió la primera comunión en manos del P. Mateo Correa Magallanes, quien después de algunos años sería su compañero en el martirio. 

Leer más... 





 



 






 

HOMILÍAS

DOMINGO VIII DE TIEMPO ORDINARIO CICLO A

«NADIE PUEDE SERVIR A DOS AMOS»

En este domingo octavo de tiempo ordinario las lecturas nos advierten de la inconveniencia del apego a las riquezas y también nos hablan de la Divina Providencia, ese cuidado que Dios da a sus creaturas. Y podemos ver en estas lecturas de hoy dos aspectos de este cuidado amoroso de Dios: confianza en la Divina Providencia en cuanto a nuestras necesidades materiales y confianza también en cuanto a lo que nos depara el futuro. Sobre el apego a las riquezas Jesús nos da una imagen sacada de la esclavitud de aquel entonces. Nos dice que quien pretenda servir a dos amos se va a ver en dificultades, pues por tratar de obedecer a uno, descuidaría al otro. Y con esta comparación pasa a darnos la idea: no se puede servir a Dios y al dinero (Mt. 6, 24).

 

DOMINGO VII DE TIEMPO ORDINARIO CICLO A

«Amen a sus enemigos»

La ley de Talión o ley retributiva, dicta que: «ojo por ojo, diente por diente», en otras palabras y en un sentido negativo: lo que me hacen, se lo han a los demás. Sin duda alguna, en el transcurso de nuestras vidas la hemos aplicado en alguna ocasión, ya sea de manera física o con la intención de regresar con algún daño a quien nos lo haya hecho. Sin embargo, hoy en el Evangelio, Cristo cambia esta ley, y nos pide algo sobre pasa la forma el pensamiento narcisista y egoísta en el que se vive actualmente, regresar «bien» por «mal», nos invita a desprendernos de nosotros mismos, de nuestro orgullo y deseo de ser reconocidos, incluso con aquellos de quienes solo hemos recibido ofensas. Cristo va más allá, y nos pide «amar a nuestros enemigos», a aquellos quienes me han ofendido, a quienes me han calumniado, a quien me ha hecho mal, esto pareciera una locura, sin embargo, no lo es. Jesús mismo, en la cruz nos mostró el camino del verdadero amor, perdonando a sus verdugos, es por eso, que nos puede pedir lo que pareciera imposible para nosotros. Para lograr  esto, es necesario primero la voluntad y el deseo de perdonar. El no perdonar, es una de las causas principales de los males y divisiones en nuestra sociedad, incluso, es posible que llegue a somatizarse en enfermedades espirituales que, con el tiempo, se materializan en las personas. 

 

DOMINGO VI DE TIEMPO ORDINARIO CICLO A

«Dichoso el que cumple la voluntad del Señor»

A veces nos parece que la historia humana es cíclica, que sólo gira y gira para volver a repetir los mismos acontecimientos, errores pasados se siguen repitiendo hoy, modas de antaño regresan con fuerza y se convierten en “moda retro”, lo pasado se hace continuamente presente; sin embargo, la historia de salvación, es decir, la historia humana en donde Dios actúa no está condenada al eterno retorno; tiene un inicio, alcanza un punto culminante y se encamina hacia la plenitud final.
 

DOMINGO V DE TIEMPO ORDINARIO CICLO A

«QUE BRILLE NUESTRA LUZ»

Al comenzar la reflexión de este V Domingo del Tiempo Ordinario, me remito a una experiencia que aconteció en los días anteriores: ―Se acercó el señor ciudadano con el presidente municipal y le solicitó una lámpara para iluminar la calle de su casa y de sus vecinos―. Tal fue el hecho. 

 

Seminario Conciliar de la Purísima

González Ortega # 10

C.P. 98600, Col. Centro

Guadalupe, Zac.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.