Inicio

 

 

NO HA SIDO FÁCIL DEJAR A MIS SERES QUERIDOS

Miro a mi alrededor y veo a mis compañeros, me doy cuenta que el Señor es quien nos sostiene.He confiado plenamente en Dios que me ha llamado.Nunca me he sentido solo en este caminar, pues me siento acompañado por cada uno de mis amigos, pues nos hermana una misma meta, un mismo ideal: Cristo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿YO PUEDO SER SACERDOTE?

 Quiero compartir con ustedes cómo brotó en mí el deseo de seguir al Señor. Desde niño siempre me ha gustado asistir a Misa. Ahí me enteré de que había niños que le ayudaban al sacerdote, por lo que entró en mí el deseo de colaborar con él, pero al no tener la edad adecuada para realizar ese servicio tuve que esperarme un tiempo. Mientras tanto, tenía que conformarme con jugar a celebrar Misa. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CRISTO NO VALE LA PENA, ¡VALE LA VIDA! 

Todo empezó cuando tenía 6 años de edad. Decidí ser monaguillo en mi parroquia, donde me fui enamorando poco a poco de Dios y de la Iglesia. Pero al entrar a la adolescencia, me alejé de este maravilloso camino que había comenzando a seguir y me olvidé de mi llamado. Recuerdo que me enojaba el escuchar a personas que me decían que yo iba a ser sacerdote, pues estaba convencido de que esta vocación no me pertenecía.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¡A MÍ EL SEMINARIO ME HA CAMBIADO LA VIDA!

Todo comenzó a temprana edad. Recuerdo que cuando tenía 6 años sorprendí a mi mamá al decirle que quería ser sacerdote, pues cada domingo que asistía con mi familia a misa los observaba con atención y me llamaba mucho la atención lo que hacían y el testimonio que daban. Pero el tiempo pasó y comencé a crecer, desapareciendo junto con él esa inquietud que tuve de niño.

Leer más...





 

 




MISIÓN DEL VERBO: REVELAR AL PADRE

De qué forma Dios Padre se revela a los hombres de manera plena y definitiva en Cristo. Este ensayo se basa en las reflexiones hechas por Benedicto XVI en su época de Cardenal, con el fin de adentrarnos un poco más a este misterio desde la fe y la reflexión teológica. Jesús es el revelador del Padre por excelencia, como concretización de la autodonación de amor de Dios a los hombres, para que éstos más le conozcan y más le amen.

Leer más...

 

 

 

 

 


SEMANA VOCACIONAL 2015

Spots #SemanaVocacional

HOMILÍAS

DOMINGO DE PENTECOSES

 “Reciban el Espíritu Santo”

Nuestra época, esta hambrienta del Espíritu de Dios, y esto se expresa en la sed de justicia, de paz y de respeto a la dignidad de la persona humana en cualquiera de sus etapas. Concretamente en nuestra nación, estamos viviendo el proceso electoral en vistas a las próximas elecciones del siete de junio, con el despilfarro de más de 18 mil 572 millones de pesos, dinero que es de todos los mexicanos. Cada día estamos siendo bombardeados por spots, volantes, perifoneo, visiteo y un sinfín de basura política, que crean confusión y hartazgo en nuestra sociedad. Vemos comunidades divididas a causa de las preferencias políticas, se da la compra de votos, aprovechando la pobreza de tantas personas, hay juego sucio y no existen propuestas serias. Ante esta situación nacional, necesitamos la unidad, nos urge la paz y el fortalecimiento del bien común, pero para ello es necesario hablar un único lenguaje: el amor, sobre el cual toda sociedad podrá superar todos los obstáculos de la vida social con respeto y justicia que se traducirá en progreso para todos.

VII DOMINGO DE PASCUA

 

“ENTRE VOCES DE JUBILO DIOS ASCIENDE A LOS CIELOS”

La ascensión del Señor marca una etapa nueva y definitiva para los apóstoles. El Señor resucitado ya no aparecerá más, sino que sube al cielo para interceder por los hombres ante el Padre. Este hecho es narrado por los hechos de los apóstoles en la primera lectura subrayando el estupor y asombro de aquellos hombres.

 

II DOMINGO DE PASCUA

«Los frutos de la Resurrección»

En este segundo Domingo de Pascua, el Señor Resucitado vuelve a travesar nuestras puertas cerradas, para hacerse presente entre nosotros y compartirnos el don de la Resurrección. Si estamos abiertos a recibir esta gracia y hacerla nuestra, las lecturas nos ponen ante nuestros ojos los efectos que tiene tal acontecimiento en nuestra vida, los cuales los podemos llamar frutos de la Resurrección.

VIGILIA PASCUAL: EL PASO DEL SEÑOR

¡La muerte no es el final de la vida, sino el comienzo de la existencia en Dios!

En esta noche santa en la que estamos congregados en torno a la mesa del Señor, es para celebrar el gran acontecimiento de nuestra fe: La resurrección de Cristo. El evangelista Marcos que se proclamó hace un momento, nos narra esta buena noticia de la siguiente manera: “Transcurrido el sábado, María Magdalena, María la madre de Santiago y salome… muy de madrugada, el primer día de la semana, a la salida del sol, se dirigieron al sepulcro”. 

Seminario Conciliar de la Purísima

González Ortega # 10

C.P. 98600, Col. Centro

Guadalupe, Zac.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.