Artículos

Reunión de padres de familia

El pasado sábado 16 de febrero los  sacerdotes encargados de la etapa del seminario menor, se dieron a la tarea de llevar a cabo la primera reunión de padres de familia de todos los alumnos, la cual se realizó con el objetivo de dar a conocer las calificaciones por parte del área intelectual, y el crecimiento de cada una de las personalidades que tiene cada seminarista, así como para ver en que área se le puede ayudar al seminarista para que valla adquiriendo esa personalidad que debe tener y así  llegar a ser un buen sacerdote.

Primeramente, los padres fueron citados a las 10 de la mañana para que los padres de familia provenientes de lugares lejanos recibieran un pequeño refrigerio que los mismos alumnos y presbíteros les brindamos. Media hora más tarde todos los presentes en la junta pasamos al auditorio San Mateo Correa para tener primeramente una breve presentación del equipo formador del del padre rector y seminario menor. El padre rector dio un pequeño discurso en el que habló a cerca del objetivo del seminario menor, que es el de discernir la vocación de aquellos jóvenes con inquietud a la vida sacerdotal.

“La familia como primer seminario”. A las 11 de la mañana, el padre encargado del área espiritual, el padre José Fernández, se dio a la tarea de referirnos este tema, en el cual argumentaba que el primer seminario es la familia, ya que dentro de ella se van adquiriendo los principales valores con los que debe de contar el joven con inquietud sacerdotal. Al término de la plática se nos pidió de la manera más atenta acudir a un costado de la capilla del seminario mayor, donde todos los presentes nos tomaríamos una foto para recordar este bello momento. Posteriormente, al concluir con esto, los sacerdotes acudieron al lugar que se les tenía reservado para realizar las entrevistas con la asistencia de cada uno de los jóvenes acompañados de sus padres. Mientras los sacerdotes se daban a la tarea de llevar a cabo estas entrevistas, los demás jóvenes tuvieron la oportunidad de estar conviviendo con sus padres y familiares que asistieron  a este evento.

Al término de las entrevistas se llevó a cabo un acto muy importante para toda la familia que es el de la sagrada eucaristía en el cual, el padre Jairo, hizo mención del importante papel que desempeña la familia en la formación de cada uno de nosotros, tanto en el aspecto humano como en el espiritual. Terminado este gran acto, todos pasamos al comedor del seminario menor, para ahí recibir los sagrados alimentos que la etapa brindaría a cada uno de nuestros familiares. Dentro de este acto se repartió la foto que servirá de recuerdo de esta gran reunión.

Como último acto, cada uno de los grupos que conforma esta etapa, realizamos unos breves pero significativos números para nuestros padres, con el fin de hacerlos pasar un momento de diversión y risas. Al término de este acto se nos concedió el salir a pasear un momento con nuestros padres. Y así regresar para continuar con nuestras actividades programadas para este día.

No me queda más que agradecer a los padres encargados de la etapa por esta pequeña reunión que significa mucho para nuestra formación, ya que ahí se ve la importancia de nuestra formación como buenos sacerdotes, por parte de ellos y nuestros papás.

Seminario Conciliar de la Purísima

González Ortega # 10

C.P. 98600, Col. Centro

Guadalupe, Zac.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.